jueves, 8 de diciembre de 2011

Petalos de rosa blanca



      Se desbordan los pétalos blancos a través de las manos…Dar, sí, dar y en ese acto hay encanto y felicidad. A veces se está tan desnudo que se siente frío y no se controla nada.

      Todo es un ir y venir…ying, yang del que apartarse para ver, para que la rueda no te enganche con uno de sus dientes. Es brutalsin piedad.

      Los más débiles alzan la voz en defensa de otros más débiles que a su vez son acosados por los más débiles de todos: el egoísmo y la ceguera.

  Con las manos atadas, sólo queda la voz y esos pétalos de rosa blanca que se escapan por las manos con mucha fuerza, aunque no tengan  nombre.


  YOLANDA ROMÁN










                                                                                    
                                                                                   

3 comentarios:

  1. Un canto a la vorágine del mundo.
    Es muy bello
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Suni. El mundo, que no ha parado ni un momento, como dice la canción.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Un canto a la vorágine del mundo.
    Es muy bello
    Un abrazo

    ResponderEliminar