domingo, 8 de abril de 2012

León

Este es león, el rey de la calle Budapest, donde vive con su séquito, una gata llamada Milka, de la que me han dicho que todo lo que tiene de encantadora lo tiene de loca. Tiene León adoptada a una familia de humanos de cuatro miembros, a los que les exige cuidados y mucho mimo. Este minino que ya tiene sus años y es todo un monarca, perdió a su reina Nala hace un año más o menos.Ella era la que manejaba la hora de la comida, la de dormir o la de recibir mimos. Controlaba esta gata, que era todo un carácter a todas las visitas que llegaban a palacio sin que por ello tuviera león que asistir a dichos encuentros. Entenderéis por ello que cuando ella se fue del reino León quedara en la inopia, desarrollando a su vez más necesidad de atención por parte de sus cortesanos y un pelín de mal carácter. En el reino comprendieron que el rey no podía estar sólo. Así que en unos meses riguroso de luto, apareció en el reino una nueva amiga, la bufona Milka. Le sacaba de sus casillas y León la bufaba. "Yo soy el rey" decía, "y tú no eres nadie aquí". Pero a Milka le daba igual. Ella venía de un territorio, sórdido, donde sobrevivió no se sabe como. Así que como digo, superviviente ella, las bufadas del rey no le producían ningún efecto. Tanto fue así, que al final el rey León, terminó cediendo de buena gana a las majaderías de Milka, convirtiéndose así,en la compañera inseparable de este gato manso, algodonado,  mimoso y un poquito mayor. Mis últimas informaciones confirman la felicidad de los reyes de la calle Budapest.

2 comentarios:

  1. Me encanta, es precioso. Gracias por estas palabras a mi muñeco bonito. Un besazo de tu sobrino Alberto.

    ResponderEliminar