lunes, 14 de julio de 2014

SONETO PARA EL ENAMORADO




SONETO III



No pierde nada quien tanto derrama.

Se sabe por un dios atrapado

y aunque jamás tocara lo amado

estar enamorado no es un drama.



Porque amando se vive y se proclama

el amor que con fuego apasionado

le mata y resucita por un lado,

le crece y recompone al que todo ama.



Nunca se está del todo prevenido

aunque se jure miles de momentos

en su contra, el amor es el que manda,



y ama al que ama doliente y afligido

herido le confortan los tormentos


ya vencido al amor que así demanda.