jueves, 12 de diciembre de 2013

UN SALUDO ESENCIAL

Era una de esas  tardes en las que se escapaba de si mismo,  la mirada se perdía en el horizonte. El naranja rojizo parecía no pertenecer al espacio que ocupaba.
El hombre mascullaba en sus adentros:- No pertenecer, no ser, no pensar.
El cansancio  hace mella en su alma, perseguir su alma gemela es infructuoso. Necesitaba desconectar de todo lo visible, de lo invisible también.

Cuesta abajo camina sujetándose la cabeza, esperando un saludo esencial que nunca viene. 
-¿A quién esperas testarudo?- Le preguntó la Retama. 
Y él quitándose la mano de la cara contestó:
- ¿Por qué me preguntas?  ¿ Qué te importa?

La Retama dejó caer dos hojas al suelo apenada y exhalando su aroma susurró: - Perdona, yo sólo quería saludarte.


El caminante siguió cuesta arriba, más pesado. No reparó en la Retama y dejó de pertenecer al lugar que pisaba. El naranja rojizo se tornó violeta para fusionarse con el azul oscuro como una noche sin luna. Cuando llegó a la pequeña cima y descansó un poco, sin proponérselo dejó de ensimismarse.  Al amanecer ya no rallaba su mente con búsquedas inútiles porque oteó a su alrededor y pudo comprobar multitud de cimas de todas clases. Y en ellas un caminante que había  dejado de flagelar su mente por unos instantes.

Después todo fue claridad.





jueves, 24 de octubre de 2013

CANTO AL ALMA


 Y yo te veo porque yo te quiero…

                                        Claudio Rodríguez.



Te quiero en estos panales transparentes

que son los pensamientos que me atrapan.Alma creadora.


Te quiero en la fatiga de despertarme cada mañana

saludando al cielo, como si me hablara. Alma ilusionada.


Te quiero enredada en mi lujuria de explicarte

de domarte con mis suaves palabras. Alma seductora.


Te quiero y el amor tiene sentido mientras

apago el ascua que aún  está viva en mi. Alma ascética.


Te quiero porque te veo agitada, confusa

entre los sentimientos llenos de escarcha. Alma dubitativa.


Te quiero, yo te quiero sin por qué

y sin amenazas de dejarte malparada. Alma aceptadora.


Te quiero porque me supiste de otro modo

fuiste capaz de tornarme hermosa en otros ojos. Alma enamorada.


 Te quiero porque salvas con tu voluntad

la volutas de este incendio,

porque aún puedes respirar

después de engendrar esta pira de sueños. Alma apasionada.
                                                                        YOLANDA

martes, 8 de octubre de 2013

LAS MÉDULAS II


Esta es la panorámica más popular de la zona. La encontrarás en las guías de turismo y folletos en general. Pero no es lo mismo contemplarlo desde el mirador, que verlo en fotografía. Esta es una foto que no tiene buen color, pues es mucho más rojo-anaranjado  el terreno.
A continuación, se muestra la cueva que se puede visitar por dentro.



 
 
Esto es como entrar en vientre de la tierra. Como dije anteriormente en otra entrada, estos son los efectos de el método "ruina montium" practicado por los romanos en el siglo II de nuestra era. La altura es impresionante.

 
 


        Este  es al paisaje que hay a la espalda, es tan bello como pintoresco. El aire es puro, y la vista se recrea en las inmensidades del verde.



 


A la entrada del pueblo existen estos recortes de monte que también tienen su interés. Todas las rutas son preciosas y merece la pena recorrerlas.



Este es el interior de la cueva más grande. Hace unos años, para acceder a ella, había que pasar por un túnel artificial. Se entregaban  unas linternas para que no hubiera accidentes. El trayecto era mucho más interesante, pues no se veía nada, ni el final del túnel que desemboca en la salida. (Foto de arriba). Como se verá(foto de abajo) el túnel ahora está iluminado, y le quita un poco de aventura.







 Exterior derecho de la salida de la cueva.


 
Parte frontal abajo. El tortazo puede ser infinito si resbalas. Pero no hay problema, la protección mediante un balcón de cristal impide accidentes.

 
 
Parte Izquierda de la cueva, donde se puede apreciar los efectos de la erosión en el monte.  En el fondo de la foto , arriba, se aprecia el mirador desde donde se hace la famosa foto que está en todos los sitios( la primera en este blog).
 
 
Recomiendo degustar el orujo que se fabrica en la zona, así como la miel exquisita, y como no, las castañas.
Estos lugares, son para vivirlos, con los oídos, el paladar, la vista, el tacto y el olfato. Y aún así parece que faltaran sentidos para apreciar su belleza.


martes, 3 de septiembre de 2013

CASTAÑOS CENTENARIOS DE LAS MÉDULAS (LEÓN)


Dejamos el coche en un parking a la entrada del pueblo Las Médulas. A partir de ahí, todo el recorrido se hace a pie. Hay sendas a realizar, para todos los gustos. La que lleva al mirador del Orellàn es especialmente mágica, hay un recorrido cuesta arriba de unos 900m con unas vistas espectaculares.
 
 
 


 Estas fotos sólo son de castaños centenarios que se encuentran en varias de esas rutas.  La postura que han adoptado alguno de estos árboles con el paso de los siglos es digna de observación. En calma, si el paseo es tranquilo, se puede sentir que te transportan en el tiempo.


 
 
Está prohibido recoger castañas del suelo, pertenecen exclusivamente a los recolectores de la zona. Para ellos es un medio de subsistencia. Si cada turista se llevara un par de castañas, llegaría un momento que no tendrían nada que recolectar.
Pasaría como en las cañadas de El Teide, si cada turista se lleva una  piedra volcánica del suelo....
 
 

 
 
Este ejemplar se encuentra ya casi al final de la senda que lleva al mirador. Parece un fantasma que fuera a cogerte con sus asombrosos brazos. Es como si estuviera al revés, la base del árbol es más estrecha que la parte de arriba. Sólo  le falta decir, ¡uuuuuuuuhh!
 
 
 
 
 
 
Naturaleza viva que sorprende al caminante. Visitar el lugar bien merece la pena. Fue una explotación aurífera de los romanos allá por el siglo II d.c.
De aquella técnica llamada "ruina montiun" que como su nombre indica arruinó los montes Aquilianos, nos queda un paisaje anaranjado, con algunas cuevas que muestran los efectos de la erosión.
 
 
 
 
 
Este no es el trono de alguna criatura del bosque, pero podría serlo. Quizá sea la entrada  que utilizó Alicia para llegar al país de las Maravillas.
Según las costumbres celtas, las personas que al nacer tienen como árbol sagrado un castaño,  éstas son íntegras y honradas.
 

lunes, 22 de julio de 2013

HISTORIAS, SON SÓLO HISTORIAS



 

Tantas veces le dijo  “no” que parecía que esa palabra tan corta, tan categórica, quizá fría y a  la vez protectora, no entraba en los obtusos oídos de Ryu. Mizuke que podía representar a todas las mujeres asiáticas o a ninguna, no desesperaba.

Al menos durante el tiempo que compartieron en el instituto ella  nunca le mintió.  Le repetía, “sólo son historias nada más, invenciones como los haiku”. Tan sólo unas poquitas eran verdad, pero no estaban inspiradas en él. Se sentía halagada por el interés que su compañero le demostraba sobre sus escritos. Pero a Ryu le costaba distinguir entre la paja y el trigo ya que tenía mucha imaginación y perseveraba en la intención de conocerla mejor. A Mizuke no le iba la vida en ello, se cansaba de tanta historia.  Le reiteró más de una vez que no mantendría ninguna relación con él, pues tendría que marcharse muy lejos. Ryu le insistió una vez más: “Te esperaré pacientemente”.  Y Mizuke, por enésima vez  le dijo “no hagas eso, perderás el tiempo” A él no pareció importarle ese “no” asertivo que ella le gritó.

Mientras escribía uno de sus poemas ella recordó las palabras de Morihei Ueshiba, maestro de Aikido.

“La mejor manera de enfrentarse a un adversario es convencerle de la inutilidad de sus gestos. El practicante de esta disciplina, muestra que su objetivo no es destruir sino construir su propia vida. Quién camina en dirección hacia su sueño busca la armonía y la comprensión antes que otra cosa. No le importa explicar miles de veces lo que desea hasta llegar a ser escuchado y entendido”

La armonía, sueño de músicos, místicos, poetas y personas con alma.

Mizuke pensó en recurrir al silencio, a la página en blanco y dejar que de ese fondo limpio surja  la luz para Ryu. Quizá un Koan le ayudaría a despertar. Quiza…
 
 
Jardín japonés
por
Yolanda Román


Las zarzas del seto

tienden sus brazos

de oración.
 
                                                    BASHÔ

jueves, 6 de junio de 2013

SOBRE FANTASMAS


 

 

Los de las sábanas blancas, esos, ya no dan miedo, pues han ido  acumulando polvo y suciedad hasta perder la destreza para asustar y con el tiempo se han retirado a la papelera de reciclaje, o  al punto limpio. Ecológicos ellos.

Hay un fantasma curioso que en las noches de vigilia, sin que nadie le vea, habla en los oídos de los que buscan una nueva relación amorosa que los saque de su apatía o soledad, susurrando:

-No puedes depender de otra persona para ser feliz, ninguna relación te dará la paz y la armonía que tú no hayas creado en tu interior.-

Por supuesto a éste, nadie le hace caso. Y el anhelante de afecto continúa su periplo en busca de la pareja ideal, mejor dicho idealizada, a la que jamás encontrará, pues es como el humo, a penas se ve y se siente, así desaparece. Pero cada uno es libre de perseguir su Santo Grial.

 

Luego tenemos el fantasma de la belleza. Éste imagínense, se persigue y se persigue porque va dejando rastros. Aparece y desaparece dejando un ansia en el alma del que lo percibe que no le deja descansar. Y le arrastra con sus dulces cadenas hacia la hipotética perfección (Otra cosa que tampoco existe) Borges, en sus años mozos,  proponía que la perfección es congelación. Debió conseguirlo y pasó mucho frío. Me gustaría congelarme en un momento éxtasis contemplativo.  Allá Borges y sus conclusiones. ¡Pero qué utopía la perfección! Maldita palabra.

Los del miedo  ilógico, esos sí que son malos con solemnidad. Esos que antes de que intentes dar el  paso ya te están minando el camino para que no avances. Y no es que te congeles, es que te autodestruyes que es peor. El de la avaricia, tan presente en las noches mercantiles, el de la depresión, canalla que hace creer que todo es oscuro, etc.

En la actualidad somos cada vez más fantasmas. Nos comunicamos y no vemos con quién. Alguna respuesta se esconde para el lector, que como sombra que piensa, imagina aquello que desearía tener. A mi posible  fantasma lector o lectora, le propongo conversación, es lo que puedo ofrecer,de la manera más absurda e ilógica que se conozca. Porque ya todo está tan manido. 
No aspiro a tener nada más que lo que tengo, un poquito de talento para decir incongruencias que hagan reír, o cavilar, quién sabe. Pienso como Perseo en Furia de Titanes, cuando dice: tengo todo lo que necesito. Yo tengo una  familia feliz, chist… (No hay que decirlo muy alto porque los dioses se ponen celosos y te mandan su mala leche en forma de meteorito)  y el persistente trabajo de seguir conociéndome a mí misma.

Un buen fantasma señalaría el aforismo que está inscripto en el pronaos del templo de Apolo  en la isla griega de  Delos:

“Conócete a ti mismo”

 

Antonio Muñoz Molina, ganador reciente del premio Príncipe de Asturias, en una entrevista en televisión nos dice:

Somos animales narrativos, de modo que de una forma u otra nos contaremos historias.

No nos dio información clave sobre los fantasmas del escritor, se ve que los clásicos han dejado de perseguirle, ahora, le seguirá otro ejército de fantasmas que él nunca llegará a conocer.
 
                                   YOLANDA
 
 
 
 

domingo, 5 de mayo de 2013

ORACION DE LAS CUATRO CUALIDADES ILIMITADAS

 
 
 
 
Que todos los seres sensibles gocen de la felicidad y la raíz de la felicidad.
Cualidad:  bondad incondicional
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Que se liberen del sufrimiento y de las raíces del sufrimiento.
Cualidad: compasión.
 
 
 
                              
                                    Que no se separen de la gran felicidad vacía de sufrimiento
                                                      Cualidad: la alegría





 
 
 



 
 
Que todos moren en la gran ecuanimidad exenta de pasión, agresividad y prejuicios
Cualidad: la ecuanimidad.
 
 
 
 

miércoles, 24 de abril de 2013

¿QUIÉN SOY?


¿Quién soy? ¿Quién eres tú que  me pregunta?

Soy una persona, somos personas. Etimológicamente máscara del teatro. Dicen que es el término más exacto para describir lo que somos. Actualmente se define como, individuo, identidad, conciencia.

Y después de quitarnos la máscara, queda un cuerpo y un alma (si se cree en ella). No nos definen, ni los títulos académicos, ni el trabajo que desempeñamos, ni el ocio en el que empleamos nuestro tiempo, ni siquiera nuestra fe. Una vez pensé:

                                                    “NO ENCUENTRO EL NOMBRE”
No repitáis la palabra “siempre”
El significado que sostiene lo detesto.
Se pega al corazón incomodando su palpitar.
Latidos con límite, lugar de búsqueda sin encontrar el momento.
Se mueve para no descubrir nada nuevo porque resurge la palabra “siempre”.
Hay un logos que se transforma en oscuridad. Se conjuga a sí mismo sin dar su nombre.
¿Cuál puede ser? ¿En qué milésima de segundo se encuentra?
El latido, me devuelve un eco, que demuestra cabalmente que aún no encuentro el nombre para la dimensión que deseo explorar.
 
 
YOLANDA R.
 
 
 

 

sábado, 16 de marzo de 2013

UN BOCADO DE BELLEZA

El violinista interpreta a Vivaldi
en el cruce de estaciones de metro
"Nuevos Misterios", nombre, que parece proclamar
entre tanto pasillo.

Sin querer, los pasos se armonizan,
las notas revolotean en el aire caliente.

Le observo durante los segundos 
 que pasan, a medida que me acerca el oído a su rincón.

El músico mira sin ver.

La gente pasa, hacia arriba, hacia abajo
a derecha, a izquierda.

El arco rasga lo mejor de la primavera
y se tensa un pensamiento en el aire:
¿No sentís que se os muere el alma
por un bocado de belleza?


domingo, 27 de enero de 2013

EN EL ENSAYO

 
En el ensayo
 corremos veloces como yeguas y caballos,
a campo abierto,
sobre un pentagrama.
En el remanso de un tropiezo
bebemos sorbos sonoros
que deberían ajustarse a las gargantas.
Las crines se corchean,
se acaba pronto con la hierba blanca.
Una y otra vez saltamos
por octavas, a cuatro
y a dos tiempos.
Los cascos a veces se enfangan
en un fa sostenido
y al natural lo resoplamos.
Después de la carrera llamada Justa
quedamos exaustos
cuando, posiblemente,
nos hayamos aproximado a la obra.
 
YOLANDA R.