viernes, 30 de enero de 2015

TRISTANA

DE BENITO PÉREZ GALDÓS 





Novela recomendada a estudiantes de Bachillerato. Pertenece al género naturalista realista del siglo XIX.
Un narrador omnisciente nos habla de ella juzgándola como un poco alocada y poco sensata.
Posiblemente querer ser independiente económicamente para una mujer de su época era una gran insensatez. Así nos lo deja claro el narrador. Tres caminos le son revelados por Saturna, la que cuida de la casa, pero ninguna de ellos es satisfactorio.  Durante toda la novela es mantenida por un viejo que después de usarla en su beneficio personal, no la deja escapar por distintos motivos que el lector sabrá encontrar.
Va surgiendo una transformación  en Tristana a lo largo del relato. Lo que permanece fijo, casi hasta el final es su convicción de no querer casarse, de no pasar a depender de ningún hombre. Todos sus intentos son frustrados. Una de sus piernas le es cercenada por una extraña enfermedad y esto es una nueva condena.  Después de muchos intentos de sacar a la luz sus dotes artísticas, sigue estando recluída en el hogar. Llega  a  mantener una relación "amorosa" con otro hombre que con el tiempo…
Termina refugiándose en la religión. Para poder seguir viviendo, ambos, el viejo y ella son condicionados a casarse.
La realidad es ésta, hay que vestirse, hay que comer, vivir en una casa decente y por estas necesidades básicas tienen que apostatar de sus convicciones.


La novela es hija de su tiempo y nada tiene que ver con la actualidad. Es testigo del trato que se le daba a la mujer, entonces se suponía el correcto. Así que Benito Pérez Galdós, es un narrador  que disculpa a su personaje masculino, y que socorre al femenino como caballero que es, al menos en esta novela.